Mousse de castañas, con extra de chocolate

Con la Navidad, como ya sabréis los que nos seguís, tenemos en EL TIO PEP una curiosa relación amor-odio. Reconocemos que es una fiesta vendida al consumismo y preñada de falsa bondad que acaba dando cierta pereza, pero de repente llega un día que nos entra de golpe el espíritu navideño y sin darnos cuenta transformamos el blog en una apoteosis de dorados buenos sentimientos.

Concretamente, nosotros en la familia inauguramos la temporada en torno al día 13 de diciembre (Santa Llúcia, para más señas) con una comida en casa del que suscribe. Luego vamos a casa de los padres de los sobrinos de EL TIO PEP y ya luego toman las riendas del asunto las gloriosas manos de nuestras santas madres. Esto hace que, felizmente para mi, los quebraderos de cabeza gastronómicos terminen más o menos el día quince de diciembre. Sí, ya sé que está muy feo regodearse en la desgracia ajena dando envidia a diestro y siniestro, así que nos paramos ahí.

El caso es que este año terminamos esa comida que nos tocaba preparar con un  postre espectacular que ha supuesto uno de nuestros mayores éxitos. Esta mousse de castañas queda esponjosa y con una textura cremosa suprema. Bien es verdad que podéis potenciar el sabor de la castaña (que es la auténtica protagonista) usando chocolate con leche o blanco, pero nosotros nos atrevimos con el choque potente del cacao puro, y como la vida acaba recompensando a los osados, triunfamos rotundamente. 

La receta es más o menos esta, del blog uno de dos, con una capa menos y con alguna pequeña variante en la proporción de los ingredientes. Y además es muy fácil. La única pega es que pelar las castañas puede ser un infierno, pero como todo está en internet, encontramos dos trucos que funcionan razonablemente bien. Este de Paco Roncero y este de Su, de webos fritos. Por lo demás, basta con tener respeto al tiempo que tarda la mousse en cuajar antes de añadir la cobertura. 


¿Nos ponemos al tajo?


Ingredientes (salieron ocho vasitos como los de la foto):

Para la mousse:

500 gr de castañas.

125 ml de leche aprox.
1 pizca de sal.
200 ml nata para montar.
150 gr azucar.
2 láminas de gelatina.
2 claras de huevo.

Para la cobertura:

100 ml. nata para montar.
120 gr de azúcar.
100 ml agua.
50 gr de cacao puro.
1 lámina de gelatina.

Preparación:

1. Pon música y con paciencia y alguno de los trucos arriba mencionados, pela las castañas.
2. Cuécelas en agua con una pizca de sal durante unos 25 min. aprox. o hasta que estén blandas (si las pelas usando el microondas el tiempo de cocido puede ser menor)
3. Escúrrelas y tritúralas (yo usé la batidora de vaso, que nunca me falla) añadiendo leche poco a poco hasta lograr una textura de puré fino.
4. Coloca la gelatina en un vaso de agua fría para que se vaya hidratando.
5. Monta las claras a punto de nieve (no es necesaria firmeza extrema). Reserva en la nevera.
6. Coloca el puré de castañas con la nata y el azúcar en un cazo y remueve hasta que se integre todo bien. Cuando esté bien caliente añade la gelatina escurrida y remueve bien.
7. Deja templar unos minutos e incorpora a las claras con movimientos envolventes para que no se bajen.
8. Distribuye en los vasos o copas y lleva a la nevera dos horas como mínimo antes de pasar a la cobertura.
9. Para la cobertura, repite 4 con la hoja de gelatina restante. Mezcla en un cazo a fuego suave el resto de ingredientes con cuidado de que no queden grumos. Incorpora finalmente la gelatina como en 6.
10. Deja templar unos minutos y cubre la mousse con el chocolate, suavemente para que no se hunda. Deja enfríar y cuajar en la nevera de un día para otro.


Comentarios

  1. Muy rica esta mouse, me llevo la receta para probarla, menuda pinta tiene. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió muy pero que muy buena, la verdad. Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Hola!
    normalmente cuando veo una receta de castañas lo dejo inmediatamente, y si ya es 1/2 kg. salgo corriendo...peeero al ver los enlaces con truqui, la cosa cambia, porque castañas y chocolate, eso mola. Habra que darles un poco de cuartelillo a las castañas.

    Y que suerte tienes , liberar la mente de la responsabilité de pensar menús navideños!
    Bss
    Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo el día que lo hice maldije las castañas, te lo aseguro, pero antes de desfallecer del todo busqué los trucos y algo ayudaron. Y la verdad es que el resultado final valió la pena. Gracias por pasarte, Marisa!

      Eliminar
  3. Pues nunca lo he hecho pero con tus explicaciones me apetece mucho hacerlo.
    Hace bastante que no compro castañas y esto me apetece para un postre en una comida con amigos.
    Graciasssssssssss, besitos

    ResponderEliminar
  4. Anímate y ya me dices! Gracias por el comentario!

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte tengo! qué privilegiada soy! Yo probé esta mousse y... deliciosa y realmente espectacular!
    Te vas superando Pep!! felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Vosotros sí que nos sorprendéis siempre con la cantidad de cosas ricas que hacéis, tenemos que intercambiar blogs un día eh...Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares