Frittata de improvisación


Sí, nos gusta el huevo muy hecho, ¿qué pasa?
Al igual que superman ni era un pájaro ni era un avión, nuestra protagonista de hoy, ¿es una quiche? ¿es una tortilla? No, es una fritatta. Y efectivamente no es una quiche porque no lleva base de masa quebrada, ni tampoco nata, cosa que agradecerán vuestras lorzas, y no es una tortilla porque lleva queso, los ingredientes se ponen sobre el huevo y no mezclados con él y se termina en el horno. Tradicionalmente es una plato de aprovechamiento, de origen italiano como su nombre os habrá dado a entender. En principio se trata de aprovechar las sobras de una macarronada, por ejemplo, para hacer esta especie de pastel salado. Por eso muchas recetas de la red incluyen pasta en su lista de ingredientes.
Nosotros nos hemos tirado por la otra calle, que es la de abrir la nevera, ver que te quedan una pocas verduras de esas que tienes que gastar sí o sí, unos huevos y poca cosa más, piensas en llamar al chino y entonces recuerdas que una vez en casa de un amigo tomaste algo que llamaban frittata, improvisas y de pronto ves que el destino ha querido que esos restos a punto de pochamiento tengan las proporciones ideales para hacer algo estupendo en no demasiado tiempo. Luego está la cuestión de si se parece de verdad en algo a una auténtica fritatta, pero a veces eso es lo de menos. Os dejamos la lista de ingredientes que nosotros usamos, pero los deberes de hoy son que abráis la nevera e improviséis. Ya nos diréis qué tal.




Ingredientes:

5 huevos
100 gr queso rallado
1 cebolla
300 gr champiñones
1 trozo de pimiento rojo
Aceite de oliva, sal, pimienta, perejil picado

1. Pon música y pica la cebolla no demasiado finamente
2. Haz lo mismo con el pimiento, cortalo en tiras y luego en tacos de 1 cm aprox
3. Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén. Cuando esté caliente sofríe cebolla y pimientos durante unos cinco minutos, con un poquito de sal.
4. Mientras, limpia y trocea los champiñones.
5.Añádelos a la sartén y sofríe hasta que se evapore la mayor parte del líquido que puedan soltar (si no los pones a remojo y los limpias con un paño húmedo absorberán menos y por tanto soltarán menos). Reserva.
6. Enciende el horno y bate los huevos con una pizca de sal. En una sartén que pueda ir al horno (puede ser la del sofrito), pon un poco de aceite y añade el huevo batido como si fueras a a hacer una tortilla.
7. Cuando el huevo esté empezando a cuajar por los bordes (apenas un minuto), añade las verduras y deja a fuego lento otros cinco minutos aprox
8. Espolvorea con perejil, cubre con el queso y añade un poco de pimienta por encima.
9. Lleva al horno hasta que el queso se gratine y el huevo se cuaje a tu gusto. A nosotros nos gusta muy cuajado, pero va en gustos.
10. Desmolda y sirve caliente. También dejándolo enfriar tiene su punto, tú mismo.


Comentarios

  1. Me imagino preparar esta receta con "Spent la Stella" de Emma Shapplin de fondo... Ummmm!!!

    ResponderEliminar
  2. En unratoenlacocina.blogspot.com nos ha encantado tu blog, así que hemos decidido otorgarte el premio Liebster Awards. Para más información de como funciona este premio pásate por nuestro blog. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues que me había empeñado en leer fritada y hasta que me he enterado que era fritatta.... no veas lo que he pensado!!
    Ahora ya con el conocimiento ,te digo que me gusta esta receta que no la conocía y me encanta eso del aprovechamiento o la improvisación o la hago igualita a la tuya ( y así no pienso )
    Me gusta lo que he visto ,me quedaré por aquí.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  4. A nosotros también nos gusta el huevo bien hecho. Muy buena frittata.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares