Galletas irregulares de zanahoria y naranja


Viendo la foto de la receta de hoy, me ha venido a la cabeza un asunto del todo intrascendente, que os importará tres pepinos pero que aún así voy a compartir con vosotros dado mi natural cansino: cuando salgo de excursión o viaje, siempre, invariablemente, me pasa que veo un pedregal, unas hojas secas amontonadas, un charco donde se refleja una rama, etc, y me lío a a hacerle fotos diciéndome "esta para fondo de escritorio". Lo normal, claro, es que cuando llegas a casa la foto en cuestión resulta ser una decepción absoluta y ves que el entusiasmo viajero se pega de bruces con el realismo del regreso. "¿Quien me mandaba a mi hacerle fotos al suelo?" es todo lo que aciertas a decirte a ti mismo.

El caso es que hoy nos han quedado unas galletas que así puestas en fila tienen como un no se qué de forma de guijarros que oye, las hemos puesto de fondo de escritorio y no han quedado mal del todo. Tienen la gracia de ser cada una de su padre y de su madre porque se hacen sin ningún molde, poniendo montoncitos en la placa del horno y dejando que el calor las aplane y las dore. Es mejor comerlas recientes porque tienden a ablandarse. Aunque eso no será un problema, porque están riquísimas, si alguien quiere dejar en comentarios algún truco para conservar las galletas crujientes, será más que bienvenido. Por cierto, la receta está basada en la del blog entre cupcakes y galletas.



GALLETAS IRREGULARES DE ZANAHORIA Y NARANJA

INGREDIENTES

100 ml aceite de girasol
200 gr de azúcar
1 huevo
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 zanahoria (necesitaremos 120 gr de zanahoria rallada)
1 naranja
325 gr harina
8 gr de levadura química
1 pizca de sal

PREPARACIÓN

1. Pon música y enciende el horno a 200º
2. En un bol amplio, mezcla el azúcar con el aceite, el huevo y el extracto de vainilla.
3. Ralla la zanahoria (una parte si es grande) y pesa 120 gr de ralladura. Incorpórala al bol.
4. Ralla un poco de la piel de la naranja (llegando lo menos posible a la parte blanca) y exprime su zumo. Incorpora ambas cosas al bol. Remueve bien.
6. En otro bol, mezcla bien la harina, la sal y la levadura.
7. Con ayuda de un colador, tamiza la mezcla de 6 sobre la de 4. Dependiendo de la cantidad de zumo de naranja, puede ser que necesites algo más de harina. La pasta tiene que ser pegajosa pero que se pueda trabajar con dos cucharas y formar montoncitos que se mantengan en pie.
8. Coloca papel de horno en una bandeja del idem. Con la ayuda de dos cucharas, forma montoncitos del tamaño de una nuez aprox. sobre el papel, dejando espacio suficiente entre ellas para que no se peguen las unas con las otras.
9. Hornea a 180º durante aprox 15 minutos. Están listas cuando empiecen a dorarse por los bordes.
10. Déjalas templarse unos minutos en la misma bandeja, antes de enfriarlas completamente sobre una rejilla...y a disfrutar!

Comentarios

  1. Ole tu . Me he reído un rato con lo de 'estas galletas son de su padre y de su madre' . Grande !

    ResponderEliminar
  2. Bonito fondo de escritorio y muy ricas galletas. Feliz finde.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares