Espinacas con gambas y cuscus



Cuando uno piensa que ya no le quedan memeces por oír, siempre va alguien y demuestra que no, que siempre hay sitio para alguna tontería más. Resulta que alguien ha destinado recursos para elaborar estudios y fórmulas (me resisto a llamarlo "investigación") y ha determinado que el día más triste del año es el tercer lunes de enero. Lo llaman "blue monday", que en inglés queda todo más chulo, y tal como habréis visto-oído-leído en los medios de comunciación, resulta que es hoy.

Por más que las circunstancias nos animen a darles la razón, ya que estamos de vuelta al trabajo tras disfrutar de un montón de vacaciones atrasadas en el día más desapacible del año y encima empezamos dieta, nos rebelamos contra los agoreros del mundo, y vamos a acabar poniéndole buena cara al frío y a la tristeza del día con esta receta de hoy, con la que retomamos los lunes verdes e inauguramos año blogueril. No es más que una vuelta de tuerca a nuestras espinacas en su jugo, que nos quedó, no es inmodestia, francamente fenomenal.



ESPINACAS CON GAMBAS Y CUSCUS

Ingredientes (para 4)

1 kg de espinacas (o dos bolsas de 300 gr, de las que ya vienen arregladas)
200 gr aprox de tomate rallado o triturado de bote.
1 puerro
1 diente de ajo
200 gr gambas peladas
125 gr de sémola de cous cous
aceite, sal

Preparación:

1. Pon música y limpia y trocea las espinacas, o bien abre las bolsas y echa un vistazo por si hubiera alguna hoja para desechar.
2. Pica finamente el puerro. Lo más finamente posible.  
3. Añade un chorrito de aceite en una olla de buen diámetro. Ponla a fuego medio, añade el puerro y rehoga cinco minutos.
4. Lamina el ajo lo más fino posible y añádelo. Sigue rehogando otros tres minutos.  
5. Añade el tomate. Remueve y rehoga un par de minutos más.
6. Añade las espinacas a la olla. No te preocupes si parece que vayan a sobresalir. Tapa la olla apretando si hace falta las espinacas.
7. Deja tres minutos y remueve. Verás que empiezan a perder volumen. Es el momento de añadir las gambas.
8. Sala al gusto (con moderación, que las gambas salan). Ve removiendo de vez en cuando hasta el punto de cocción que más te guste, aunque nunca deberían ser más de ocho minutos en total.
9. Apaga el fuego. añade el cous cous. remueve, tapa y deja unos cinco minutos para que se hidrate con el jugo de las espinacas y el tomate.
10. Puedes servirlo rollo timbal, para un resultado más presentado, pero es opcional. sea como sea, está riquísimo. 

Comentarios

  1. Yo también me resisto a llamarlo inverstigación. Me imagino dicho equipo encerrado en una oscura habitación y con su percepción de la realidad modificada por alguna sustancia ingerida:
    -nos han pedido que determinemos el dia más triste del año
    -eeeeh....¿el más triste? eeeemmmm se han acabado los Dunkin Donuts
    -¿Hoy es lunes?
    - si....me gusta tu chaleco azul......
    -eeeeemmm...blue monday... a tomar por.....

    Me quedo con tu receta para la cuesta de enero ;)

    ResponderEliminar
  2. jajajaja seguro que fue algo más o menos así. Es que se "investiga" cada cosa...

    ResponderEliminar
  3. Este cous-cous me viene fenomenal para la dieta, me gusta la combinacion con espinacas. Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares