Red Velvet Cake, terciopelo rojo, con frosting de chocolate blanco y queso



Hoy la cosa va de ser blogueros honestos. Como podéis ver, os presentamos una tarta que tiene muy buen aspecto exterior y, como no tenemos foto del corte, podríamos decir sin que nadie pudiera rebatirnos (salvo un pequeño grupo de testigos que tenemos comprados a base de suministrarles su dosis de glucosa periodicamente) que por dentro tenía un intenso y preciosísimo color rojo, pero nosotros no somos así, si la cosa era más brown velvet que red velvet, no nos duelen prendas en reconocerlo, como debe ser, y no engañar al personal. Así pues, una entrada honesta quedaría más o menos como sigue:

Aquí tenéis nuestra tarta de terciopelo rojo, una maravilla de la repostería (norte)americana de esas que suben los índices de culpabilidad calórica al más pintado. A nosotros se nos ha quedado espectacular, como veis en la foto, con una reinterpretación en clave de chocolate blanco de nuestro ya famoso frosting de queso crema que es la mismísima muerte por cremosidad. El bizcocho es húmedo y dulce, pero no empalagoso, es esponjoso y muy agradable al paladar. El único problema es, como os decíamos, que a nosostros no se nos quedó tan rojo como queríamos, pero eso es una cuestión simple de aspecto. Las razones pueden ser dos: que fuéramos demasiado rácanos con el colorante (no somos muy amigos de la química) o demasiado generosos con el cacao (del que somos muy fans). Sea como sea, el sabor no se vio alterado y casi casi nos sacan a hombros en el cumpleaños al que llevamos la tartaza en cuestión.

Nuestra receta está inspirada, para el bizcocho, en esta de Alma Obregón en Canal Cocina, que sí dió con el colorante correcto. El frosting es de nuestra cosecha. Y es un puro vicio.


TARTA DE TERCIOPELO ROJO (RED VELVET CAKE) CON FROSTING DE CHOCOLATE BLANCO:

Ingredientes:

Para el bizcocho:

120 ml de aceite de oliva suave
320 g de azúcar
300 g de harina
2 Huevos
40 gr de cacao puro en polvo
1 chorrito generoso de extracto de vainilla
250 ml buttermilk o 250 ml de leche+2 cucharaditas de zumo de limón
1 cucharadita de bicarbonato
2 cucharaditas de vinagre blanco
colorante en pasta rojo

Para el frosting:

200 gr de chocolate blanco
200 gr de queso crema
200 ml de nata para montar
100 gr azúcar glass aprox

Preparación:

1. Para sustituir el suero de leche o buttermilk echale un chorrito de limón a la leche. 
2. Pasada media hora, pon música y enciende el horno a 200º 
3. En un bol, bate el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén bien integrados. Añade el cacao tamizado y mezcla de nuevo. Incorpora un chorrito de leche con limón y remueve. Añade progresivamente la harina tamizada y, a continuación, el resto de leche con limón sin dejar de remover.
4. Mezcla el vinagre con el bicarbonato de soda. Cuando burbujee, agregalo a la mezcla anterior.
5. Añade el extracto de vainilla y el colorante rojo ajustando la cantidad para lograr la intensidad necesaria y mezcla bien.
6. Hornea a 180ºC en un molde engrasado y enharinado hasta que los bordes del bizcocho se separen del molde y al introducir un palillo éste salga limpio. Vendrán a ser unos 35-40 minutos, dependiendo del horno y del grosor del bizcocho. Deja enfriar sobre una rejilla.
7. Para el frosting, monta la nata a punto de nieve. Reserva.
8. Funde el chocolate al baño maría o en el microondas con mucho cuidado.Tamiza el azúcar glas y batelo con el queso a temperatura ambiente hasta conseguir una crema bien suave. Añade el chocolate fundido y mezcla bien. Añade poco a poco, con movimientos envolventes, la nata montada. Coloca en una manga pastelera y deja unos diez minutos en el frigorífico o hasta que el bizcocho esté frío.
9. Para el montaje final, decora todo el bizcocho con el frosting usando la imaginación y la creatividad. También puedes, si te atreves, abrirlo por la mitad y rellenarlo de frosting antes de decorarlo.
10. Solo queda disfrutarlo, mejor al día siguiente. Y si te sobra frosting no te preocupes, es un vicio , por ejemplo, acompañado de unas fresas.

Comentarios

  1. Es una tarta que triunfa seguro!! =)
    Yo se la preparé hace tiempo a una amiga por el cumpleaños, y le encantó...No sé qué tiene el red velvet que a todo el mundo le encanta!
    Te quedó súper apetecible con ese frosting!
    Un besote ^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares