Magdalenas de te verde y chocolate


Hoy quiero empezar confesando que cuando hicimos esta receta nos dominó un poco el escepticismo con el resultado. 

La causa fue que en la foto del libro del que la sacamos (aquel que compramos en Londres, o sea) no se les veía ese color tan de brownie a causa de un precioso y verdísimo frosting de buttercream con té matcha. Pero ya sabéis que nosotros somos bastante antifans de esos empalagosos copetes 100% materia grasa, así que decidimos no ponerlo. El caso es que una vez mezclados los ingredientes de la masa, nos asaltaros las dudas. "Esto está muy negro" "No se va a notar el té" "Lástima de faena de infusionar la leche" y cosas así.

Pues oye, nada más lejos de la realidad. El matiz del té es suave, sí, pero ahí está, y la combinación del té y el cacao queda estupenda. Si no os pasáis de tiempo en el horno, y sois estrictos con las cantidades no vais a fallar. 

No pretendía acabar con una moraleja, pero con estas magdalenas aprendimos que el escepticismo, queridos amiguitos, no es siempre la mejor opción. A veces las cosas funcionan cuando menos esperas que funcionen, en la cocina y en la vida. Sin saber muy bien cómo, a veces simplemente la magia irrumpe. Pero el escepticismo puede evitarnos verla y que pase de largo.

Bueno, vale de filosofía y vamos al lío:




Ingredientes (el libro decía para doce unidades, a mi me salieron diez):

200 ml de leche (al final necesitaremos 120 ml, con algo menos también sale)
40 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
100 gr de harina (preferiblemente de repostería)
140 gr de azúcar
20 gr de cacao puro en polvo
1 huevo
8 gr de levadura química
2 bolsitas de te verde (o tres cucharaditas de tu te favorito, nosotros usamos este verde con limón y jengibre)
1 pizca de sal
unas gotas de esencia de vainilla

Preparación:

1. Pon música y la leche a calentar en un cazo. Espera a que hierva. Apaga el fuego.
2. Pon el te en una tetera y vierte la leche sobre él, o bien echa las bolsitas de te en el cazo. Deja que infusione unos minutos. Cuela 120 ml de leche. Reserva.
3. Enciende el horno a 180º. Corta la mantequilla en pequeños tacos y reserva.
4. Tamiza sobre un bol amplio la harina, el azúcar, la levadura, el cacao y la pizca de sal. Mezcla bien. Repite la operación hasta que el color sea homogéneo.
5. Añade la mantequilla y mézclala bien con 4 (tienes que conseguir una textura arenosa, sin grumos)
6. Añade la leche en dos tandas mientras sigues batiendo con un batidor de varillas.
7. Añade el huevo y la vainilla. Sigue batiendo hasta que esté todo bien integrado. La mezcla será bastante líquida.
8. Coloca cápsulas de magdalena en el molde de las idem. Llénalas hasta dos terceras partes con la mezcla de 7.
9. Introduce en el horno y hornea aprox 15-18 min o hasta que al pinchar en el centro con una brocheta, ésta salga limpia.
10. Deja enfriar sobre una rejilla antes de hincarles el diente.

Comentarios

  1. la verdad es q el contraste del te y del chocolate debe de ser de lo mas rico!!! habra q probarlas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares