Brócoli con gratinado de cebolla y almendra

Cuando vi el estreno del programa Cocina conmigo, presentado por el chef Rodrigo de la Calle, pensé inmediatamente en la escena en la que Meg Ryan fingía un orgasmo en Cuando Harry encontró a Sally. Como la señora del final de la escena, yo también quise haber desayunado lo que sea que Rodrigo se zampe antes de grabar, porque menudo derroche de energía y alegría despliega el tío en el plató. Lo podéis ver en el canal Nova, sobre las 13:00 h, los domingos.

El caso es que Rodrigo de la Calle, principal exponente de una tendencia conocida como gastrobotánica y famoso por sus preparaciones vegetales, ha bautizado al brócoli como la superverdura Y por eso yo he empezado este post hablando de él, para justificar una segunda receta de brócoli en tan poco tiempo. Y también para recomendaros su programa, que conste. Tras la crema del otro día, hoy os proponemos este gratinado mucho más tradicional pero también muy rico, que es nuestra versión de este del blog Pa amb Tomàquet, que con ese nombre no podía sino estar lleno de cosas apetecibles. Lo único que puede sonar a nuevo aquí es la almendra en la bechamel, que da un toque muy interesante. Y para terminar, una advertencia: es un plato sencillo, pero necesita varios cacharros y genera un fregadero muy lleno. El que avisa no es traidor.

¿Preparados? Vamos allá, con energía:

Ingredientes (para 4 raciones)

1 pieza hermosa de brócoli (o dos medianitas (500-600 gr una vez limpias))
1 cebolla
1 cucharada de harina
1 cucharada de almendra molida
400 ml aprox de leche
Aceite, mantequilla, sal, pimienta, nuez moscada.
Queso rayado (opcional)

1. Pon música, separa el brócoli en arbolillos y deshecha los tallos.
2. Coloca los tallos en el cestillo de la olla expres, añade un poco de agua a la misma, coloca el cestillo, cierra la olla, ponla a fuego fuerte.
3. Pica muy fina la cebolla a mano o con la picadora eléctrica si la quieres aún más fina.
4. En una sartén, funde una nuez de mantequilla mezclada con un chorrito de aceite. Añade 3 y rehoga hasta que esté transparente. Pasados unos minutos, añade sal para que se acelere el proceso. Serán unos diez minutos en total, moviendo de vez en cuando.
5. Cuando suba el pitorrillo o empiece a girar la válvula de la olla exprés del paso 2, baja el fuego a la mitad y cuenta siete minutos. Apaga el fuego y deja enfriar.
6. Enciende el horno a máxima potencia. Pon la leche en un tazón y caliéntala en el microondas unos 90 segundos.
7. Añade a la cebolla la harina y la almendra. Da unas vueltas hasta que se doren.
8. Añade la leche poco a poco a 7 hasta conseguir la textura deseada (a mi, en este caso, me gusta bastante espesa). Añade sal, pimienta y nuez moscada con moderación.
9. En una fuente de horno, coloca bien extendidos los arbolillos de brócoli y cúbrelos con la salsa. Opcionalmente, espolvorea queso rayado.
10. Introduce en el horno, bastante arriba, y gratina hasta que se dore. Deja que se temple unos minutos, pero sirve caliente.

Comentarios

Entradas populares