Bunyols de carabassa (buñuelos de calabaza)

"Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón quise ser un gangster", decía Ray Liotta al principio de uno de los nuestros, la genial película de Martin Scorsese. Yo, como el personaje de Liotta a ser un gangster, también estaba predestinado desde el principio a aquello que mi entorno hacía casi obligatorio: Llamarme Pepe. No solo porque mis dos abuelos se llamaran Pepe, mi padre Pepito y mi tía Pepitina (así como suena), sino porque vine a nacer un día de san José de hace ahora 37 años. Total, que aunque mi madre en principio no quería, acabó transigiendo a las presiones familiares y acabé llamándome Jose en casa y Pepe en la calle, y muchos años más tarde, gracias a Carlos y Ana, acabé siendo El Tio Pep, cosa que me sirvió de título para la cosa esta del blog. Pero eso ya es otra historia.

La historia de hoy es con los buñuelos. Porque, por razones obvias, tengo el aroma de los buñuelos arraigado en lo más profundo de mi imaginario familiar, infantil y sentimental. No en vano, cuentan por ahí que mi madre estaba friendo buñuelos cuando se puso de parto. Así que comprenderéis que no se note ambiente de San José en casa hasta que no empezamos a oler un poco a aceite de fritanga. Recetas de buñuelos hay tantas como Pepes, aquí os dejo la nuestra, que es la de calabaza. Las cantidades que damos son más o menos la mitad de una buñolada en condiciones, pero yo prefiero hacer dos tandas para controlar mejor el tema de la levadura. Más allá del hecho identitario al que aludíamos antes, lo mejor de hacer buñuelos es que hacen falta dos personas para que queden perfectos. Uno se hace cargo de la buñolera y el otro de vigilarlos, darles vuelta y pasarlos al papel absorbente. Casi todo es más fácil si se hace con ayuda. Como dice Elsa Punset: "No es magia, es inteligencia emocional".  Y en este caso, sabiduría familiar.



Vamos allá:

Ingredientes (para tres docenas, aprox)

200 gr. de calabaza aprox (en crudo, necesitaremos 100 gr. de puré)
250 ml. de leche
50 gr. de azúcar
25 gr. de levadura fresca (un cubilete)
1 huevo
250 gr. de harina (aprox., la receta canónica dice "la que admita")
Rallaldura de limón
Abundante aceite para freírlos y azúcar extra para rebozarlos

Preparación:

1. Pon música y corta la calabaza en dados gruesos.
2. Hierve la calabaza con poca agua hasta que esté muy blanda (unos 20 minutos)
3. Sácala a un plato, escurriendo bien y machácala con un tenedor. Deja que se enfríe.
4. Pasados unos minutos, casca el huevo en un bol amplio y añade la leche. Bate bien.
5. Añade el azúcar y ralladura de limón al gusto. Sigue batiendo. 
6. Añade la levadura, bien desmigada, y 100 gr del puré de calabaza. Bate hasta que esté todo bien integrado.
7. Agrega la harina de poco en poco hasta que la textura sea la deseada (tiene que estar líquida, pero no demasiado, un poco más espesa que una masa de creps)
8. Pon como un litro de aceite a calentar. Tiene que estar bien caliente. Llama a alguien para que te ayude.
9. Freid los buñuelos con ojo de no pasaros de dorado y con la precaución de sumergir la buñolera en el aceite cuando no la estéis usando. Id pasándolos a un plato con papel absorbente. 
10. Sirvelos con un cuenco de azúcar aparte para que cada uno se los reboce a su gusto. Maridan muy bien con chocolate caliente, pero lo mejor es tomarlos con mistela de la Marina.








Comentarios

  1. perfectos!!..felicidades!!
    me dejas mas tranquila,por que veo que usas buñolera,por que en alguna parte una chica valenciana me ha dicho que el agujero de los buñuelos se hacen con el dedo..y que la palabra buñolera me la he inventado yo..ja.ja me parto..

    lo dicho chapeau!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hombre, sin buñolera...es que en Valencia son muy chulitos y los hacen a pellizcos. Es verdad que es un espectáculo verlo, pero aquí somos más tranquilos y nos gusta ir sobre seguro, así que buñolera for ever! gracias por pasarte a comentar!

      Eliminar
  2. Ummmm riquisimos yo tambien los hago con calabaza y con buñolera jajajajja aunque a mis hijos les gustan mas sin calabaza.
    Pepe que mañana tengas un buen dia y no comas muchos buñuelos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, no ha podido ser y estoy empachado jajaja pero bueno ya habrá tiempo de ser comedidos!

      Eliminar
  3. Mi madre los hace a mano y es una pasada que le salgan tan igualaditos... A mi no me salen tan bonitos pero supongo q como todo en la vida, es cuestión de práctica!
    Besos y felicidades Pep!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, verlos hacer a mano es un espectáculo. Yo no me atrevo, por ahora con bunyolera, que es lo típico en esta zona (Alicante) porque dejamos la masa un poco más líquida. Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Hola Pep!, una sugerencia de mi suegra (que por cierto, como buena sanvicentera que es usa la misma receta de tu abuela Encarna): la buñolera no se friega ni se lava; únicamente se ha de limpiar con un poco de papel de cocina con aceite, si no quieres que al año siguiente se te peguen. Un beso y felicidades aunque sea un dia tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel! Seguro que los buñuelos de tu suegra con receta de Sant Vicent están riquísimos. Lo que dices de la buñolera es una gran verdad. Gracias por la aportación!

      Eliminar
  5. Pepe, yo tuve la osadía de hacer buñuelos con mis amigos, que al final no fueron buñuelos, sino churros porque mi engrudo no habia manera de que tuviera ninguna otra forma,al final una amiga mía lo arregló un poco añadiendo más harina, porque eso de "la harina que admita" es un poco surrealista, teníamos masa las cocineras, los niños... pero pasamos una tarde genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja amigo anónimo/a me parece muy cómica tu historia con ese engrudo extraño. Seguro que no fue para tanto. No creo que sea como para avergonzarse hasta el punto de no desvelarnos tu verdadera identidad. Sea como sea, un saludo y gracias por pasarte a comentar!

      Eliminar
  6. La receta perfecta, no falla. Pero la manera que tienes de introducir la receta, explicar y detallar... suprema, como siempre. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Ana, olvidé mencionar que estas proporciones las saqué de tu blog la primera vez que hice los buñuelos, y es verdad que no falla. Así que el mérito en realidad es tuyo. Gracias por pasarte y dejar este comentario. un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares