Pepe's famous carrot cake

Esta semana ha salido el sol y ha llegado el calorcito a las Españas, así que estamos todos medio histéricos con las lorzas acumuladas en los meses de frío, y medio país está a dieta, ha empezado a correr o las dos cosas. Pues nosotros al revés, hoy proponemos la mayor bestialidad calórica que ha pasado por aquí. Una de esas recetas de la señora granjera de la América profunda que igual te hace una colcha que te enseña a manejar un rifle de repetición. Una tartaza de las que te hacen comprender por qué la mortalidad asociada a la obesidad ha superado por primera vez a la asociada con el tabaco en USA. Una preparación que es una bomba de hidratos de carbono y grasazas de lacteos en toda regla. Sí, amiguitos, por mucho que en su título y en su interior lleve verdurita, no os hagáis ilusiones. Engorda y mucho. Como dijo alguien el otro día, con cosas como esta hay que pasar de la operación bikini a la operación burka. 

Pero una alegría al cuerpo hay que darse de vez en cuando. Y si estamos gordos (soy el primero en entonar el mea culpa), eso tiene más que ver con hábitos de vida poco saludables (incluida una mala alimentación en general) que con comerse un trozo de maravillosa carrot cake un día, una vez, en un cumpleaños, como hicimos nosotros el otro día. Al tratarse de una tarta de cumpleaños, no tengo una foto en condiciones del corte, así que tendréis que imaginaros lo bonito que queda. Porque queda espectacular, y está espectacular. Y no tiene más complicación que el momento de cortar el bizcocho por la mitad para rellenarlo. No es para tanto, pero podéis prescindir de este paso si no os veis con maña suficiente. Yo también empecé haciéndolas sin relleno, pero cuando te atreves la cosa mejora bastante, y los pequeños fallos son fáciles de disimular.

Y de ahí en adelante, el número de pisos es opcional. Las cantidades que aquí damos son para un sólo bizcocho, partido por la mitad y, por lo tanto, con tan solo una capa de relleno. Canónicamente, sin embargo, estas tartas son más altas, así que si queréis ganar el primer premio de la feria del condado, tendréis que hacer dos o más bizcochos y añadirle más pisos. Vosotros mismos.





Bueno, basta de teoría, y vamos con la práctica:

Ingredientes: 

Para el bizcocho de zanahorias:
350 gr zanahoria (una vez limpia y picada, calcula más o menos medio kg de enteras)
100 gr frutos secos (nueces, avellanas, almendras)
280 gr harina normal.
4 huevos L (mejor de gallinas felices).
200 gr azucar moreno.
100 gr azucar blanco.
200 ml aceite de girasol (o de oliva suave).
1 cucharadita de bicarbonato.
medio sobre levadura royal.
1/2 cucharadita sal.
unas pizcas generosas de canela.
un chorrito de esencia de vainilla.

Para el frosting:
200 gr (un paquete) de queso crema tipo philadelphia.
150 gr azucar glas.
200 ml nata para montar.

Preparación:

1. Precalienta el horno a 200º
2. Pela, lava y pica las zanahorias. pica los frutos secos. Reserva ambas cosas
3. Mezclar en un bol la harina, el bicvarbonato, la levadura, la sal y la canela
4. En otro bol, mezcla los huevos con el azúcar. Cuando espumeen, añadir el aceite y la esencia de vainilla. Remueve
5. Tamiza sobre el bol de 4 la mezcla de 3. Bate hasta que esté todo bien incorporado
6. añade por último la zanahoria y los frutos secos y mezcla bien
7. Coloca en un molde aceitado y enharinado. Hornea a 180º unos 50 min (yo siempre lo bajo a los 20 minutos porque en mi horno se tuesta mucho, y acabo teniéndolo una hora en el fuego) Una vez hecho, deja que se enfríe antes de desmoldar.
8. Para el frosting, mezcla por un lado el queso con el azúcar y por otro monta la nata. Júntalo todo con movimientos suaves y envolventes para que la nata no se baje mucho.
9. Abre por la mitad el bizcocho, rellénalo de frosting. Tápalo con la otra mitad y cúbrelo con el resto de la mezcla de queso. Adórnalo a tu gusto (lo típico es ponerle nueces enteras o taquitos de almendra)
10. A disfrutar! Si la dejas de un día para otro está aún más buena











Nota: Os dejo esta foto de la última que hice, para que podáis apreciar el corte con tres pisos. Os pedimos perdón por la foto, que es muy fulera, porque está hecha con el móvil en una estancia con poca luz e intentando esquivar a las hordas de amigos hambrientos que luchaban por hacerse con el último trozo. Para hacerla de tres pisos, haz dos bizcochos, pártelos por la mitad y deshecha la parte de arriba que veas más irregular (guárdatela para casa, que tambiés está riquísima sola y durará bastante tiempo tierna). También tendrás que aumentar la cantidad de frosting. Por cierto, nos encantaría que nos mandarais fotos de vuestras creaciones tarteriles para compartirlas aquí o en nuestra página de facebook.

Comentarios

  1. uau..uau..y requeteuau!!..
    parezco un perrito,pero no lo soy....je.je
    .vaya tarta que te has marcado,Pep!..,,
    y si... has dado de pleno,,ahi estamos en plena operación bikini,,que lo mas seguro es que acabe en bañador-faja,,por que una cosa es que quieras y otra que puedas..
    en fin,,que si,,que un pedacito de tarta no hace daño a nadie,sobretodo si es como esta,,
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hombre patri, yo bikini no, que tampoco es plan...pero me parece que al momento baño llego con flotador incorporado! Pero bueno, mientras no se nos vaya de las manos, bien está. Como dice una amiga mía, "el lunes, hervidito" y sihy un cumple, pues tendrá que haber tarta, no?

      Eliminar
  2. No digo nada y te lo digo todo.. jeje.

    Por otro lado, una vez oí que si a lo largo del día comes UNA cosa pensando en que eso no te va a engordar, no te engorda. Será el consuelo de los pecadores pero con pecados como estos yo creo que vale la pena probar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una gran teoría. Yo creo que hay que disfrutar con la comida pero sabiendo lo que es para todos los días y lo que debemos reservar para las ocasiones especiales Ese es el secreto, la mesura. Y sí, la teoría es una cosa y la práctica otra muy distinta.

      Eliminar
  3. Mamonazo (dicho con todo el cariño) no me hagas esto ahora que muero por los cakes de zanahoria y de calabaza, pero me gustan más sequerones, sin el frosting de queso. No dudes que lo haré.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es que era una tarta de cumpleaños, una ocasión especial, pero sin el frosting también está espectacular, es tierno y húmedo, nada de sequerón. Hazlo y ya me cuentas. Un saludo!

      PD: Yo también te quiero

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares