Pollo expres a la cerveza



El pollo a la cerveza es una de esas recetas básicas y clásicas que hay en todas las casas. Muy de diario. La nuestra, la que yo he heredado, va en olla expres, que es un invento estupendo. Lo que hace la olla expres, básicamente, es reducir los tiempos, y eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El poderío de un guiso chupchupeando durante horas a fuego lento es difícilmente imitable, pero a cambio esta olla no deja escapar ninguna esencia y al abrirla es un auténtico espectáculo respirar los vapores que se han concentrado a lo largo de la cocción. Y por no decir nada del plus de emoción, ya que una vez cierras la olla, la suerte está echada y hasta que no transcurre el tiempo fijado no hay manera de saber si ha salido o no. Por eso en la olla expres el mejor consejo que cualquiera puede daros es que es mejor quedarse corto con los tiempos, cosa que deja cierto margen de maniobra, que pasarse, cosa que puede convertir nuestro guiso en una plasta incomible, o en el peor de los casos, carbonizarlo por la base y que sepa a mina de lápiz, no sé si me entendéis.

La receta en sí es muy fácil: Muslos de pollo, cebolla, cerveza. Todo lo demás son variaciones, y casi cualquiera es bienvenida. Le van muy bien el estragón y la manzana, por ejemplo, pero casi cualquier verdura que pulule por vuestra nevera es aplicable. Como decía Madonna, y ojo al chiste malo no, malísimo: exprés-yourself . La variante que presentamos hoy viene con champiñones y está ilustrada con unas pasas rehidratadas en vino dulce. Tal como apreciaréis en la imagen que abre este post, yo pelo los muslos, como se ha hecho desde siempre en casa de mis padres. Igual pensáis que esto convierte la receta en comida de hospital, pero a mi juicio le da una sutileza muy interesante. La hace más ligera, vamos.

Y no quiero irme sin haceros notar que hoy es la primera vez que aparece la ñora seca molida mezclada con sal (en adelante, la llamaremos sólo "ñora") en nuestro blog. Un ingrediente que es uno de los aderezos más presentes en toda cocina alicantina que se precie.Los que no la conozcan, tienen más información aquí.




Pues vamos a ponernos:

Ingredientes:

2 cuartos traseros de pollo si sois dos, 3 si sois tres, o 4 si sois cuatro.
2 cebollas grandes.
2 dientes de ajo.
1/2 kg de champiñones.
1 botellín de cerveza (25 cl).
1 puñado de pasas.
1/4 de vaso de mistela u otro vino dulce.
Aceite, sal, ñora, pimienta en grano y molida.

Preparación:

1. Pon música. Introduce las pasas en un vaso y cúbrelas con el vino dulce.
2. Echa unas gotas de aceite de oliva en la olla express y repártelas por todo el fondo.
3. Quita la piel a las piezas de pollo. Ayúdate de un paño si encuentras dificultad. Salpimenta el pollo generosamente, apretando y sobando un poco la carne. Incorpóralo a la olla.
4. Pela la cebolla y córtala en aros o en juliana gruesa. Incorpórala a la olla.
5. Limpia bien los champiñones y córtalos en mitades o cuartos, según sean de grandes. Incorpóralos a la olla.
6. Escurre las pasas. Incorpóralas a la olla.
7. Añade una cucharada aprox. de ñora, los dientes de ajo y unos granos de pimienta. Moja con la cerveza.
8. Cierra la olla y ponla a fuego fuerte.  Cuando suba el pitorrito (o cuando empiece a girar la válvula) baja un poco el fuego y espera 18 minutos.
9. Apaga el fuego y deja que la olla expulse todo el vapor antes de abrirla.
10. Sirve el pollo acompañado de las verduras, y si te sobra guarnición, sírvela aparte. Todos querrán repetir.

Comentarios

  1. ¡Hombre, Pepe, pollo a la cerveza! Se me había pasado por alto hasta ahora. En mi casa fue un descubrimiento tardío; pero justo después, y por una buena temporada, fue plato obligado.

    Tu receta, con todos sus matices, es más elaborada y abre más posibilidades. El resultado ha de merecer la pena, tengo que intentarlo. Una dificultad aparece ya en el mismo principio, el equipo de música "gordo" está "lejos" de la cocina. Llevo tiempo pensando en trasladarlo y quizá haya llegado el momento. Hay que empezar las recetas con buen pie...

    Fantástica entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si es facilísimo, Víctor. Tú prueba y y me contarás! No hay que tenerle miedo a la olla expres. Un saludo y gracias por pasarte

      Eliminar
  2. Sin duda habrá que probar la receta!!! Menuda pinta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, quedan fantásticos estos muslos. Gracias por pasar por aquí y dejar un comentario. Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares