Palmeritas de queso

En La huella (J.L.Mankiewicz, 1972) los grandísimos actores británicos Lawrence Olivier y Michael Caine se pasan toda la película jugando un cruel juego de equívocos, sorprendiéndose mutuamente y al espectador de forma constante a través de un magnífico guión lleno de giros inesperados en los que nada es lo que parece. Desde que la vi siendo un joven impresionable me fascinan las cosas que parecen una cosa y son otra. Es lo que pasa con la receta que traemos hoy, estas aparentes y elegantes palmeritas que tienen el aspecto y la textura (o casi) del hojaldre, pero que esconden un regustillo diferente que las convierte en una exquisitez, porque están hechas con una masa casera a base de queso de untar.

Desde que las vi en el blog Kanela y limón estaba deseando hacerlas, y han permanecido en la lista de favoritos de mi navegador más de un año hasta ahora, que me he atrevido con ellas y he descubierto que el resultado es sorprendente y muy sabroso. Un buen complemento a los dulces tradicionales de la bandeja de esta navidad. En grandes cantidades pueden ser una bomba, así que mucho ojo, porque son de lo más adictivas. La variación que yo hago a la receta original es fruto de la casualidad, porque cuando fui a ponerme no tenía suficiente queso y completé la parte láctea de la masa con yogur, y resultó ser un hallazgo en lugar de una dificultad. Luego descubrí una tarrina sin empezar escondida en el cajón de la fruta, así que si queréis podéis considerarlo una broma del destino, una trampa de las musas, o un ingenioso giro de guión. El próximo giro será una versión salada. Próximamente en las mejores pantallas.




Vamos a ello, pues.

Ingredientes:

250 gr. de harina
150 gr. de queso de untar
50 gr. de yogur
100 gr. de mantequilla
1 cucharadita de sal
azúcar

Preparación:

1. Pon música y ve tamizando la harina y la sal en un bol amplio.
2. Haz un agujero en el centro e introduce el queso, el yogur y la mantequilla.
3. Amasa concienzudamente integrando bien todos los ingredientes.
4. Envuelve la bola que habrá surgido de 3 en papel film y métela en el frigorífico.
5. Como mínimo tres horas después, enciende el horno a 200º
6. Espolvorea azúcar generosamente sobre la superficie de trabajo. Prepara papel de horno sobre la placa del idem.
7. Extiende la masa sobre el azúcar y forma, con ayuda de un rodillo, un rectángulo de menos de un cm. de grosor.
8. Enrolla la masa desde los extremos, como si fueras a hacer dos brazos de gitano simétricos.
9. Ve cortando rodajas de un cm. aproximadamente y colocando las palmeritas resultantes sobre el papel de horno. Espolvoréales un poco más de azúcar por encima.
10. Hornea hasta que se doren y deja enfriar sobre una rejilla.


Comentarios

  1. Nosotras las publicamos dulces. la próxima vez las probaremos así! Muy buenas!
    http://juegodesabores.blogspot.com.es


    ResponderEliminar
  2. Hola Ana! Hola Blanca! acabo de pasarme por vuestro sitio y me ha parecido muy interesante. Pasaré a coger ideas. Gracias por pasaros por aquí y por comentar!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares